No ha podido ser. Roberto Bautista ha jugado hoy uno de sus partidos más épicos en la Copa Davis. Una batalla de 3 horas y 40 minutos  por 3-6 7-6 (5) 6-4 2-6 6-4  contra el número 1 francés, Lucas Pouille, llena de alternativas, y que ha podido caer de cualquiera de los dos lados. Al final la fortuna sonrió al jugador francés.

Bautista jugaba con la presión añadida tras la derrota de Pablo Carreño en el primer partido ante Benoit Paire. Sin embargo, los dos jugadores han mostrado una gran competitividad y a han dejado puntos de gran calidad. El de Benlloch arrancó ganando el primer set para, posteriormente, ceder la iniciativa a Pouille que ganó los dos siguientes sets en dos duras batallas. Cuando la afición de Lille se prometía una cómoda victoria Roberto sacó su pundonor y mejor tenis para dar una exhibición de garra y buen juego y empatar el partido. El quinto set fue una batalla de desgaste físico y mental que se decidió por detalles, teniendo Roberto varias oportunidades de ponerse break arriba y llevarse el partido. La igualdad se rompió en el noveno juego cuando el francés consiguió el break sobre el servicio de Bautista.

 

https://twitter.com/spaintenis/status/1040661204908355584

Sin embargo, como bien dice Roberto, la eliminatoria, aunque difícil, aún está en el aire y la Selección española de tenis va a seguir peleando por una plaza en la final de la Copa Davis.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here