Séptimo empate del CD Castellón, esta vez en casa del filial del Levante en el partido disputado ayer. Y después de ver el partido no sabemos decir si es buen o mal resultado, esta claro que había necesidad de ganar y no se consiguió, pero después de los noventa minutos nos deja una sensación agridulce.

Porque se repitió el guión del partido contra el Villareal B, cuando mejor estábamos jugando, una expulsión, del mismo jugador, Eneko Satrústegui que pagaba así la penitencia de un mal control en la frontal del área. Segunda amarilla, después de una primera amarilla cuanto menos rigurosa. Ya hablaremos del arbitro.

Primera parte donde ambos equipos se centraron en no cometer errores, algún acercamiento por algún error puntual como un balón perdido de Delgado, pero situación controlada por ambos equipos. Poco que reseñar, poco juego en mediocampo, alto nivel de presión que imposibilitaba el juego y mucho balón en largo, juego directo.

Nada que ver con la segunda parte, pasamos de una primera parte aburrida para el espectador, a una segunda repleta de incidencias, emoción y ocasiones.

Sin duda alguna aquí se vieron los mejores minutos del CD Castellón, los veinte primeros minutos de la segunda fueron un acoso a la puerta levantinista, juego, presión y varias ocasiones, con un Hicham muy peligroso, un disparo a bocajarro de Mayor a pase de Mugurutza, sí, Mugurutza, y un disparo de Mugurutza desde dentro del area que se fue alto a pase de Theo, sí, Mugurutza, y lo resaltamos porque puede estar más o menos acertado con el balón, pero el vasco lucha, pelea, tiene llegada, desdoble por banda, ayuda a su lateral, un jugador de los que siempre suman.

Y tras el aluvión de oportunidades llegó el mal control de Eneko, penalty y expulsión, nos quedamos con diez , por suerte el jugador levantinista Juan Delgado falló el penalty.

Venían unos minutos en los que la inferioridad numérica presagiaba un dominio absoluto del equipo levantino, pero el equipo estuvo seguro detrás, sin dar opciones al rival y tuvo la mejor ocasión del partido para los castellonenses, un mano a mano de Hicham, que volvio a ser el más peligroso el día de ayer, pero su disparo salió fuera.

Y cuando el partido parecia ya finalizado, en el último minuto, quedo claro lo que es esta categoría, pequeños detalles. El que faltaba por aparecer, el que nunca falla, Álvaro Campos salvaba un mano a mano del delantero Delgado con una atajada de reflejos espectacular desde dentro del área, para sellar el empate a cero, un resultado que nos permite seguir sumando.

Puedes ver el resumen y disfrutar de las mejores jugadas con el vídeo de nuestro compañero Alejandro Moll , pinchando aquí.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here