En el partido más importante del año, la gran final, el partido definitivo, Sergi Escobar sorprendió a todos con dos cambios en la alineación, Ximo Forner que desde la llegada del técnico almazorense no había disfrutado de muchas oportunidades, así como Colomer, un jugador que en momentos clave había sido lastrado por las lesiones. Y fue este último, un invitado inesperado, el que a la fin resulto definitivo para el ascenso.

Después de una primera parte controlada por el CD Castellón, donde su juego fue creciendo a base principalmente de robos peligrosos en la salida de balón del Portugalete y del incremento de la posesión del balón. Quizás fue el partido más sobrio de todas las eliminatorias de ascenso, si todo parecía encaminado por el juego del equipo, todavía más al llegarse al descanso con superioridad numérica por expulsión del visitante Bonilla al finalizar el primer tiempo.

En la segunda parte el equipo daría un golpe definitivo a la eliminatoria al adelantarse en el marcador gracias a un gol de cabeza de Colomer , gol que a la postre sería definitivo ya que el partido concluiría con 1 a 0.

Fue en una pelota caída a banda, donde Enrique se tuvo que acomodar el balón a su pierna buena para poner un centro dentro del área y Colomer volver a mostrar su poderío en el juego aéreo.

Fue un tanto que mato el partido, aunque el equipo visitante no cejo en su intento por llegar a la portería contraria, el equipo tuvo en todo momento la posesión del balón .

Merecida victoria y merecido ascenso, para el equipo de Sergi Escobar y Héctor Mohedo que hizo méritos durante todo el año para el ascenso a Segunda B.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here